Facebooktwittergoogle_plusmail

Siempre es arriesgado hablar del futuro pero sería interesante analizar las perspectivas de la fotodepilación a la luz de las experiencias adquiridas.

Antes de nada, hablamos de la eficacia de la fotodepilación: lo que se consigue con los tratamientos de Fotodepilacion (láser e IPL) es una depilación permanente, siendo los resultados apreciables desde la primera sesión. La cantidad del vello eliminado por sesión dependerá de varios factores, como la edad, el sexo, el fototipo de piel, zona a tratar…

Si analizamos los estudios histológicos, comprobaremos que está probado que con los tratamientos de fotodepilación, gracias al efecto fototérmico selectivo sobre zonas ricas en melanina, las células germinativas (que alimentan el vello) dejan de funcionar, y por tanto el vello deja de crecer, además de que, con una repetición del tratamiento, se puede llegar a destruir por completo el folículo, aunque esto siempre dependerá del tipo de vello de la persona.

Otro aspecto interesante a tener en cuenta, y que ya está en proceso de investigación, es la posibilidad de tratar a todos los fototipos (tonos de piel) y colores de pelo (cosa que hoy no es del todo posible). En este sentido es importante matizar, que por la característica de la onda de luz que utiliza la Fotodepilacion con Luz Pulsada permite tratar un mayor abanico de tipos de piel y vello que la Fotodepilacion con láser.

De este modo, podemos concluir que la tendencia de la Industria es la de seguir desarrollando y mejorando los equipos de energía lumínica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation