Facebooktwittergoogle_plusmail
Fotodepilación IPL

Tratamiento de fotodepilación IPL

A todos nos surgen dudas a la hora de tomar la decisión de comenzar un tratamiento, por eso vamos a contaros en qué consiste.

Para realizar una depilación adecuada con nuestros equipos de luz pulsada, es necesario tener el vello con una longitud de 1 a 3 milímetros, de forma que la luz emitida sea absorbida por la melanina del pelo y nos sirva de conductor hacia el folículo piloso.

El número de sesiones depende fundamentalmente del color y grosor del pelo, de la piel, e incluso de la zona a tratar, aunque hay más factores que pueden intervenir, como el estado hormonal o el sexo. La duración del tratamiento va a depender del crecimiento del vello, que también podrá variar de unas zonas a otras.

En algunos casos puede aparecer un enrojecimiento o puntos rojos en la zona tratada que desaparece a las pocas horas. Es recomendable la utilización de una crema de efecto calmante, regenerador, e hidratante como la crema no+vello, que además incorpora factor de protección solar, por lo que se hace necesaria para preparar y acondicionar la piel, y fundamentalmente para eliminar los posibles daños que se puedan producir como consecuencia de la deshidratación que producen la fotodepilación y fototerapia.

En un principio las sesiones serán necesarias cada mes, pero progresivamente se irán espaciando, ya que el folículo estará cada vez más debilitado y el vello tardará más tiempo en crecer. En la mayoría de los casos se disminuye el vello en un mínimo del 80 u 85%, por lo que los pocos vellos que aparecen crecen más lentamente y son más ligeros y finos.

Una vez finalizado el tratamiento serán necesarias sesiones de recordatorio para mantener los resultados, y el poquito vello que queda se podrá eliminar con cualquier método de depilación, como pinzas, cuchilla, cera… ya que será muy débil y escaso.

¿Te animas?

Facebooktwittergoogle_plusmail
Fotodepilación: la depilación permanente

Cabina Fotodepilación

La IPL o Luz Pulsada Intensa es una técnica de depilación duradera que, al igual que el láser, se basa en la luz para la destrucción del vello (la denominada fototermólisis selectiva), aunque la luz pulsada es una técnica algo más moderna que el láser.

Sin embargo, a diferencia entre la depilación láser, la IPL resulta prácticamente indolora al estar complementada con un sistema de refrigeración Sub Cero Intenso que minimiza la sensación de calor.

Otra de las ventajas de la depilación con Luz Pulsada Intensa frente a la depilación láser es que puede ser aplicada en una mayor tipología de pieles, como las más morenas, y un mayor tipo de vello, como el rubio. Ello es debido a que, frente a la longitud de onda fija de los láseres, los sistemas de IPL permiten seleccionar la gama del espectro para adaptar la longitud de onda al color de la piel y al color y la profundidad del pelo, tratando así eficazmente la mayoría de los colores y texturas del vello, sean finos o gruesos.

Por otro lado, la Luz Pulsada Intensa no sólo es utilizada para la fotodepilación, sino también para sesiones de Fotorrejuvenecimiento cutáneo. Entre otros, los beneficios de este tratamiento son: atenuar las pequeñas líneas de expresión, definir el óvalo facial, aportar luminosidad y lograr un efecto tensor. En definitiva, aportar un aspecto rejuvenecido y saludable a la piel.

Facebooktwittergoogle_plusmail
Fotodepilación, la alternativa a la depilación tradicional

Fotodepilación Femenina

Todos sabemos lo incómodo que puede resultar en ocasiones el vello no deseado, y el sacrificio que supone tener que depilarse cada poco tiempo. Y como en ocasiones, la existencia de vello en ciertas zonas muy visibles como el rostro en las mujeres o la espalda en los hombres, puede llegar a acomplejarnos.

Hasta ahora, las únicas opciones para eliminar el vello no deseado eran las cremas, las cuchillas, las ceras o las dolorosas agujas de electrolisis. Pero todos estos métodos acaban resultando incómodos, molestos y muy caros a la larga, con resultados a corto plazo pero poco duraderos. Sin embargo, los nuevos avances en estética han puesto a nuestro alcance las técnicas de depilación duradera, de las que la más recomendada es la fotodepilación.

Dentro de la fotodepilación, se encuentran la depilación láser y la depilación con luz pulsada intensa, también conocida como IPL.

Esta última, la foto depilación con luz pulsada, es muy recomendable tanto para hombres como para mujeres. Consiste en la aplicación de una luz intensa que destruye el folículo piloso y evita que vuelva a crecer, consiguiendo una depilación duradera que se realiza en forma progresiva, y puede emplearse en el tratamiento de zonas amplias como la espalda, los muslos, los brazos, las piernas y la cara.

Así, por fin podremos olvidarnos de los métodos dolorosos y agresivos con la piel como la cera, o sumamente efímeros e incómodos como las cuchillas, para pasar a beneficiarnos de las nuevas como la fotodepilación con Luz Pulsada Intensa, que garantiza la eliminación del vello indeseado de forma eficaz, cómoda e indolora!!!