Facebooktwittergoogle_plusmail

Tener la piel perfecta es uno de los objetivos de belleza principales en todo el mundo, ya que las primeras impresiones son fundamentales. Conseguir un cutis libre de imperfecciones es más fácil de lo que crees si tienes en cuenta tres pasos fundamentales de un ritual de belleza básico: limpieza, cuidado y protección. 
tener la piel perfecta_No+Vello

Adiós a las impurezas

Si se quieren evitar la aparición de puntos negros, el lucir una piel apagada o se busca prevenir la aparición de arrugas de expresión antes de tiempo, es fundamental limpiar la piel al menos una vez al día. Para ello, es muy importante encontrar los cosméticos limpiadores adecuados para cada tipo de piel.

Para una limpieza más profunda, es recomendable recurrir a tratamientos cosméticos de limpieza cada cierto tiempo. Las limpiezas faciales de No+Vello, sin necesidad de productos químicos, elimina las células muertas y reactiva la circulación en la zona estimulando la formación de colágeno y la regeneración celular.

La importancia de la protección

Otro imprescindible para tener la piel perfecta es utilizar cremas con un factor de protección solar a diario, no sólo en verano. Protegernos de los rayos UVA/UVB es fundamental, ya que provocan el apagamiento de la piel o la aparición de manchas y arrugas.

como tener la piel perfecta - No+Vello

La Emulsión Hidropotectora de No+Vello  está enriquecida con aloe vera, rosa mosqueta y alantoína, además de tener una protección solar media, perfecta para su uso durante todo el año. Además, es una crema que hidrata, calma, regenera y tonifica la piel, lo que la hace ideal para usarla a diario.

Cuida tu piel, sólo tienes una 

Lo importante para conservar la piel bonita es usar productos con una potente acción antioxidante y, de este modo, combatir el envejecimiento prematuro, por ejemplo con productos cosméticos ricos en Vitamina C.

tener la piel perfecta - linea-cosmeticos-revitalizante

También es clave hidratarla a diario con productos adecuados para cada momento: por el día antes de maquillarte y por la noche antes de acostarte y con la piel limpia. La zona del contorno de ojos en la que más mimos requiere, ya que es dónde primero se nota el paso del tiempo dada la finura de la piel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation